Antonio Gaudi

Aline Estrada

Gaudí es la máxima figura de la arquitectura catalana y se le conoce en todo el mundo.
Nacido el 25 de junio de 1852, hizo sus estudios de bachillerato en las Escuelas Pías de Reus, trasladándose posteriormente a Barcelona donde estudió en el Instituto de Enseñanza Media y en la Facultad de Ciencias.
En 1873 ingresa en la Escuela provincial de Arquitectura de Barcelona, donde se graduó en 1878, obteniendo el título de arquitecto.
Su vida profesional se desarrolló en Barcelona, que es donde se puede contemplar la parte mas fundamental de su obra.  La situación social en que vivió, una época de fuerte desarrollo económico y urbanístico de la ciudad, el patronazgo de una poderosa clase media con un deseo de acercarse a las tendencias imperantes en Europa, la coincidencia con el fenómeno de la “Renaixença”, sirvieron de caldo de cultivo a la fantasía e imaginación desbordante de Gaudí.
Influenciado por Viollet Le Duc y Ruskin, fue uno de los pilares fundamentales del “Modernismo”, estilo dentro del que se le clasifica, aunque la suya sea una estética, como la de muchos grandes genios, difícilmente clasificable, siendo muchas las opiniones que lo incluyen dentro de otras corrientes artísticas.
La biografía de Gaudí está íntimamente relacionada con la familia Güell,
una familia de gran prestigio dentro de los ambientes industriales y artísticos de la época en Barcelona. Para esta familia construyó una parte importante de su obra, como el Palau Güell, la Cripta de la Colonia Güell y el Park Güell entre otros trabajos.


Además de una amplia representación de edificios residenciales y urbanos, la labor arquitectónica de Gaudí se sublimó dentro del ámbito religioso en que se pueden clasificar algunas de sus obras mas importantes, como la Sagrada Familia de Barcelona, la Cripta de la Colonia Güell de Santa Coloma de Cervelló y el Colegio de Santa Teresa de Ganduxer también en Barcelona.


Su visión de la arquitectura como un todo, hace que su huella se  manifieste no solo en las fachadas y zonas externas de sus edificios, sino en los interiores que denotan un intenso trabajo que desarrolló con la colaboración de numerosos artesanos.
Después de los tiempos de olvido y de critica que generó el “Noucentisme” (corriente artística dominante en Cataluña entre 1920 y 1936), en la actualidad, la fama de Gaudí es un hecho reconocido en todo el mundo, tanto por parte de los especialistas, como del público en general.
Antoni Gaudí muere en Barcelona atropellado por un tranvía el 10 de Junio de 1926.


About this entry