Zaha Hadid: Museo MAXXI en Roma

Se acaba de finalizar la construcción en Roma una de sus obras de hace mas de 10 años de planeación, es el primer museo de arte contemporáneo para la ciudad.

Tuvo una inversión de 224 millones de dólares, con una construcción de mas de 29,000 metros cuadrados. “Es un proyecto simbólico de mi nueva forma de relacionarme con el espacio” comenta la arquitecta, sin embargo en su evolución como diseñadora y conociendo su trabajo, si se nota que el diseño es de hace 10 años en su carrera ya que últimamente muestra trabajos con mas curvas, diseños como mas “espaciales” y en este caso conserva muchas líneas ortogonales.

Pero resalta entre edificios antiguos con excepciones de algunas muestras de arquitectura moderna como es el caso del Auditorio Parque de la Música del también super arquitecto Renzo Piano y el Museo del Ara Pacis, diseñado por Richard Meier.

Se espera que el museo abra sus puertas al publico al final de la primera mitad del 2010, los dejo con algunas fotos del museo, después subiré mas obras de Zaha Hadid, así como renders y descripciones de algunos de sus mas brillantes trabajos.

 Diseñado como un lugar para las artes más que como un objeto estático, el Museo Nacional de las Artes del siglo XXI —primer museo público italiano dedicado al arte contemporáneo— es también un nuevo espacio urbano para toda la ciudad. Sus 27.000 metros cuadrados contienen además un auditorio, biblioteca y mediateca, librería, cafetería, salas para exposiciones temporales, espacios al aire libre para eventos, talleres y amplias zonas de estudio. Los dos museos que alberga el edificio —MAXXI Arte y MAXXI Arquitectura— giran alrededor de un gran atrio de doble altura, punto de conexión entre las salas de la colección permanente y las de exposiciones temporales, el auditorio y la recepción. (véase AV Proyectos 031). Las principales ideas del proyecto tienen que ver con la inserción del edificio en el tejido urbano, alineando su geometría con las dos tramas que existen en la zona, y con la presentación de los nuevos formatos de artes visuales. El espacio interior, marcadamente lineal y definido por los muros de las salas de exposiciones, recibe luz natural desde la cubierta acristalada, filtrada entre las vigas de canto que caracterizan el remate superior del edificio. Estas vigas a modo de ‘rejilla’ que dan al MAXXI su remate icónico han sido uno de los elementos más complejos de ejecutar en obra. La fluidez y continuidad de las superficies han supuesto el otro mayor reto. La configuración mixtilínea de los componentes constructivos de la cubierta requirió su fabricación como elementos fuera de catálogo. Uno de los procesos previos fue la construcción de prototipos a escala 1:1, no de piezas sueltas, sino de secciones completas de la cubierta, integrando todos los elementos constructivos, tanto los portantes (vigas principales y secundarias de perfilería metálica) como los soportados (el acristalamiento, la envolvente de GRC, las pantallas de protección solar, así como los sistemas de difusión de aire, iluminación y limpieza de vidrios), con el fin de verificar la compatibilidad de todos ellos. En cuanto a las características de continuidad y homogeneidad exigidas al acabado superficial de las paredes, pudieron lograrse mediante el uso de hormigón autocompactante, cuya proporción de finos es mucho mayor que el hormigón convencional y requiere condiciones especiales de hormigonado. Para ejecutar los muros curvos y de hasta 14 metros se utilizaron encofrados especiales tridimensionales, previamente elaborados como modelos en CAD, que llegaban premontados a la obra y se posicionaban exactamente en su lugar.


About this entry